BULLIT D’OSSOS (CALDO DE HUESOS)

Hoy os voy a enseñar cómo hacer un buen caldo para una sopa, salsa o cualquier plato que necesite caldo. Es cierto, hay platos que con dos tacitas de agua y el tiempo de cocción basta, pero si esas tazas las cambias por caldo, tendrá mucho más sabor y el resultado será espectacular. Y con la carne que saquemos haremos unas croquetas deliciosas. Que podemos congelar para otra ocasión o servir de segundo plato.

¡Empecemos!

Estación: todo el año
Categoría: caldo
Preparación: 10 minutos
Cocción: 2 horas
Dificultad: fácil

INGREDIENTES:

* 2 carcasas de pollo
* ½ costillar de cerdo
* 2 huesos de ternera
* 2 zanahorias
* 1 cebolla
* 1 tomate
* 1 brote de apio
* 1 cucharada de aceite de oliva refinado
* sal

PREPARACIÓN:

1- Poner en una olla grande 5 L de agua y llevar a ebullición.
2- Pelar y limpiar, la cebolla, el tomate, las zanahorias y el apio. Dejar enteros.
3- Cuando el agua hierva, agregar con cuidado toda la carne y las verduras. Dejar que vuelva a hervir, tapar la olla y bajar el fuego al mínimo. Dejar cocer 2 horas/aprox. A medida que hierva con una espumadera quitarle la espuma que los huesos van soltando.
4- Colar el caldo y dejar que los huesos se enfríen.
5- Desmenuzar toda la carne de los huesos y reservar. Puede congelarse para hacer unas croquetas o hacerlas para el mismo día.

Y ya tenemos el caldo listo para usar o congelar en porciones para usar en otras recetas.
Otro método de hacer caldo para una salsa o plato que lo necesite, es usar carne con hueso para el plato que vayamos a elaborar y deshuesarla en casa para aprovechar esos huesos para hacer un caldo ligero y poder usarlo en lugar de agua. Vuestros platos de este modo estarán mucho más ricos.

Un primer plato que solemos hacer en las islas cuando elaboramos caldo es… ¡un buen plato de sopa!
Sobre todo en invierno, que es cuando más apetece algo calentito. Da igual el tipo de sopa, eso ya va al gusto del consumidor.

Y eso es todo, ¿veis lo fácil y barato que nos sale hacer un buen caldo? Si queréis hacer las croquetas de segundo plato o plato único acompañadas de una buena ensalada, solo tenéis que hacer una bechamel y agregar la carne. Una vez la masa esté fría boleamos las croquetas, pasarlas por huevo y pan rallado dándole forma con las manos. ¡Y listas para usar!

Un saludo y nos vemos en CuinaNostra.

Marilen Soler

Hace tiempo que me ronda por la cabeza la idea de abrir un blog y compartir esos deliciosos platos con los que he crecido. Recetas de mi abuela, de mi madre, platos y variaciones de nuestros deliciosos platos de las Islas Baleares.

Ver todas las entradas de Marilen Soler →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.